Jugamos.

Quien se enamoraba perdía y yo perdí. Me engañe a mi misma, me hice pensar que sería capaz de tenerle solo para sexo y no fue así. Su comportamiento según pasaban los meses me confundía. De pasar unas horas juntos a pasar un fin de semana entero en aquella habitación de hotel. Solo una cosa, jamas hubo un beso. Eso me tiene confundida, humillada pero delante de él soy fuerte. Si él quiere dar celos yo le doy el triple. Dije perdí, pero no creo que fuera así. Yo fui la que dije hasta aquí, se acabo. No íbamos a ni ningún lugar, solo a mi sufrimiento por no poderle tener. Desaparecí, me fui. Y jamás he vuelto a saber de él.

Y tu? Has perdido alguna vez?

Solo a veces

A veces nos apetece escribir porque si. Escribir tonterías o lo primero que se nos venga a la mente. Besar con ganas o dormirse llorando. Mirar al cielo y dar gracias y si estamos sentimentales hablamos con los nuestros, con aquellas estrellas que brillan muy alto. Recordar que nos faltan muchas personas pero que de alguna manera están con nosotros. A veces es necesario evadirse.

¿Y qué?

Si no sentimos el sentimiento que buscamos o que otros esperan que tengamos. Si el café se enfría. Si llegamos tarde. Si no me peino. Si no sonrío. Todo da igual. Haz lo que creas, lo que quieras.